Ollas de captación

Las ollas de captación es son depresiones en el terreno para lograr un espacio de control que el agua proveniente de escurrimientos superficiales no se infiltre y se almacene. Esto se logra generando una barrera impermeable mediante geomembranas. Las ollas de captación también son conocidas como ollas de agua, trampas de agua, bordos de agua jagüeyes, cajas de agua, aljibes.

El uso de estas ollas de captación es muy variado como son almacenar y administrar agua de lluvia con fines pecuarios, siendo alternativo para que el ganado obtenga agua durante épocas de sequía, reduciendo los problemas ligados a la indisponibilidad del agua. Para el proceso de construcción se utiliza maquinaria pesada para realizar los movimientos de tierra necesarios para limpiar el terreno. Topografía es necesaria para dar el trazo y alineamiento del terreno.

Se sugiere colocar un geotextil para proteger al sistema de liner de toda piedra angulosa o con aristas filosas que hayan quedado en el terreno. La geomembrana es el material más adecuado para forrar la superficie de la olla de captación y esta puede ser de polietileno de alta densidad o bien de pvc, con este material se garantiza la impermeabilidad de la olla hacia los mantos acuíferos. Se requiere la asesoría de un técnico de ML Ingeniería para determinar el material más adeucado a utilizar de acuerdo a la geometría y tipo de terreno.

Algunas de las actividades donde más se requiere un olla de captación son:

  • Ganadería
  • Agricultura
  • Acuacultura
  • Piscicultura
  • Fines Lúdicos y de recreativos
  • Lagos Artificiales

Ventajas de contar con una Olla de captación

  • Incremento en la eficiencia del uso del agua
  • Bajo costo, un horizonte de recuperación de inversión a corto plazo.
  • Mejora el entorno micro.
  • No requiere consumo de energía adicional al utilizar el escurrimiento natural.
  • La geomembrana para el forrado es adaptable para las condiciones de cada sitio.