Estabilización de Suelos

Estabilización de Suelos

Existen diferentes tipos de suelo en función de sus propiedades mecánicas, físicas e incluso de conformación.

Los suelos blandos, pantanosos o con baja capacidad de carga que son sometidos a esfuerzos generados por alguna carga estática o dinámica, representan un riesgo para las estructuras por su tendencia a deformarse.

Existen mecanismos de falla que provocan las deformaciones, agrietamientos o hundimientos del terreno. Cuando el suelo experimenta un esfuerzo de compresión vertical, se presenta en él una deformación y se generan al mismo tiempo esfuerzos de tensión horizontales.

Un suelo reforzado con Geomalla ACE GG-I reduce significativamente su deformación absorbiendo los esfuerzos generados. La geomalla ACE GG-I provee un confinamiento lateral en las partículas del suelo aumentando su resistencia a la tensión.

Para lograr estos objetivos es importante conocer las siguientes características.

  • Estratigrafía
  • Sobrecarga
  • Propiedades mecánicas del suelo

El uso de los geosintéticos como las Geomallas y Geotextiles son elementos que permiten estabilizar suelos, incrementar la capacidad de carga, resolver situaciones de nivel freático superficial, entre otras; permitiendo disminuir el tiempo de ejecución, mano de obra y principalmente costos

Entre sus principales aplicaciones se encuentra el uso en obras tales como:

  • Caminos pavimentados o terracerías
  • Vías férreas o pistas de aeropuertos
  • Cimentaciones superficiales para estructuras
  • Plataformas de usos múltiples (vivienda, naves industriales, estacionamiento, tiendas departamentales, almacenes, etc.